Artista multifacético que se dedicó a la escultura, la pintura, el dibujo, la caricatura, el grabado y la literatura: la “pulga artista”, según se autorretrata en una de sus obras. Vinculó a los artistas costarricenses con la vanguardia europea. Sus retratos humorísticos deleitaban al lector especialmente en el Repertorio americano. Al trascender los preceptos de la generación nacionalista, se le considera padre del arte moderno costarricense junto con el pintor Manuel de la Cruz González.