Prolífico escritor de cuentos, teatro infantil, revistas, manuales escolares y poesía para niños y adultos, conocido como “el poeta de los niños". Su obra se inscribe dentro del postmodernismo: prefiere los ambientes cercanos, provincianos y las emociones efímeras y sencillas. Utiliza un tono coloquial que recurre en ocasiones a las formas líricas populares. Trabajó como docente en las áreas rurales y urbanas, fue profesor y director de la Escuela Normal de Costa Rica. Con Luisa González y Adela Ferrero, dirigió Triquitraque, la revista para niños más duradera de la historia costarricense (1936-1947) interrumpida por la guerra civil de 1948. Estuvo preso y exiliado en México. Junto con su esposa Adela Ferreto, trabajó en la recopilación y la preparación de libros de lectura para escolares. Fue militante del Partido Comunista o Vanguardia Popular, candidato a diputado y a la Presidencia de la República por ese Partido. Antes de 1948, se le reconoció como un hombre de pelea, un gran agitador de plaza pública. Un año antes de fallecer, el Centro Costarricense de Producción Cinematográfica concluyó una película autobiográfica que recrea su obra artística y educativa Carlos Luis Saénz, las palabras del poeta. En 1966 se le concedió el Premio Magón.