Poeta, publicó sus primeras poesías en la Lira costarricense antes de 1890; durante más de veinte años no volvió a publicar hasta que lo hizo en la revista Ariel. Su obra La epopeya de la cruz” (1921-1924) consta de más de siete mil versos, es un poema épico religioso que incluye “La divina infancia”, “La vida pública de Nues­tro Señor Jesucristo” y “Pasión y muerte de Nuestro Señor Jesucristo”. Según Abelardo Bonilla su obra tiene un perfecto sentido del ritmo, unido a la sencillez que era parte de su espíritu. Do­minaba por igual los versos largos y los cortos, e hizo gala de una extraordinaria riqueza de me­tros y estrofas. Estudió en el Colegio San Luis Gonzaga de Cartago y en la Universidad de Santo Tomás; estudió comercio en Pa­rís; trabajó en la Im­prenta Nacional, fue Director de la Oficina de Depósito y Canje y fue traduc­tor oficial del Ministerio de Relaciones Exterio­res.