Nació en San José, estudió piano y violín en la Escuela Santa Cecilia y armonía y composición en España. A su regreso, dirigió una orquesta en el Teatro Variedades y otra que amenizaba “saraos” en el Centro Español. Después de varios conciertos en Centroamérica, tocó con varios grupos en Nueva York, dirigió algunas orquestas en el Teatro Strand y el Hotel Roosevelt. En Luisiana abrió una escuela de música. Viajaba con frecuencia a Costa Rica a ofrecer conciertos. Fue nombrado Director General de Bandas; fue presidente de la Sociedad Musical Josefina, fundada en 1914; destacó como compositor de valses, marchas y música para banda y orquesta.