Músico, organista, compositor.  En Nueva York estudió comercio, lo que concluyó en 1890; ingresó al Conservatorio Metropolitano. Fue organista en la Catedral de San José y de la Iglesia de la Sagrada Familia en Detroit, Estados Unidos. Fue director de varias orquestas, en 1903, por ejemplo, alternó con Alvise Castegnaro en la dirección de la orquesta del Club Internacional. Trabajó de maestro de piano, profesor de música en varias instituciones como la Escuela Nacional de Música, la Escuela Normal y, a partir de 1903, durante 25 años en el Colegio Superior de Señoritas. Fue uno de los fundadores de la Escuela de Música Santa Cecilia en 1894, cuya dirección ocupó en 1898. Desde 1907 y por veinte años fue Inspector de música en las escuelas del país. En 1913 escribió un “minucioso informe” sobre la situación del canto en las escuelas nacionales. Fundó una compañía infantil de zarzuela, una sociedad musical y un orfeón para obreros. Editó en París el libro Cantos escolares de autores costarricenses en 1907. En 1927 fue nombrado Cónsul General de Costa Rica en Detroit, Michigan, Estados Unidos. Un colegio de San José fue bautizado con su nombre.