Fundador y presidente de la Jun­ta Nacional de Electricidad, precursora del Servicio Nacional de Electricidad. Viajó a Inglaterra en compañía de Braulio Mo­rales, con la idea de establecer en Londres una ofi­cina promotora de ventas para el café costarri­cense, pero con motivo de la muerte de Mora­les tuvo que regresar a Costa Rica. En 1900 se graduó en Derecho y se le otorgó el título de Notario Público. Dos años después presentó la tesis El Derecho de Penas y recibió el grado de licenciado en Derecho. En 1936 fue nombrado presidente de la Junta Directiva del Banco Nacional de Costa Rica, cargo al que renunció en 1940 por motivos de salud. Asumió parte activa en la campaña política y se co­locó decididamente en contra de la candidatura del Cleto González Víquez. En 1910 fue electo diputado al Congreso y Primer Designado a la  Presidencia de la República.  En 1914 fue llamado a ejercer el Poder Ejecutivo como Presidente Constitucional de la República de Costa Rica por el período un período de cuatro años. Debido al golpe de Estado de Federico Tinoco Granados en enero de 1917, se exilió en Estados Unidos por tres años. En mayo de 1918, desde Nueva York, y habiendo finalizado el período constitucional para el cual había sido nombrado, González entregó al conocimiento público un decreto por medio del cual hacía legítimo depósito de la Presidencia de la República al Tercer Designado du­rante su gobierno, Francisco Aguilar Barquero. A finales de 1919 regresó a Costa Rica y publicó el Ma­nifiesto a mis conciudadanos, en el cual explica­ba su actuación política desde su derrocamiento hasta su retorno al país. Fue declarado "Benemérito de la Patria" el 25 de julio de 1954.