Maestro experimentado en artefactos precolombinos de la arqueología e historia de Costa Rica, se interesó en los artículos de jade provenientes de la parte occidental, sobre los que escribio varias obras. Nació en Estados Unidos y vino a Costa Rica  en 1928 para administrar el  Gran Hotel Costa Rica, motivado por cuatro estudiantes costarricenses durante su estadía en la Universidad de Bonn, entre los cuales estaba Rafael Ángel Calderón Guardia. En 1929 Juan Kress le encargó la tarea de pintar la Santísima Trinidad en  la cúpula el cielo raso de la Catedral de San José. Después de la revolución de 1948, realizó varias investigaciones arqueológicas junto con Stirling y Lothrop. Preparó exhibiciones en el Museo de Jade del Instituto Nacional de Seguros, y realizó todas las presentaciones de arqueología y etnología del Museo Nacional en el Cuartel Bellavista. Fundó en 1935 el primer Club de Leones de Costa Rica; fue miembro de la directiva de instituciones cívicas y comerciales como la Cruz Roja Costarricense, el Museo Nacional, el Instituto Costarricense de Turismo y la Asociación Costarricense de Hoteles y Afines. Además, a partir de 1965, comenzó a escribir artículos sobre temas arqueológicos.