Escultor pionero que, basándose en la imaginería y el academismo, rompió la tradición de erigir monumentos de bronce (con el busto de Antonio Zelaya). A la vez, renovó la imaginería nacional al enriquecer la estatuaria con rasgos expresionistas, cubistas o abstraccionistas.  Nació en Heredia; entre 1907 y 1915 fue aprendiz en el taller de imaginería de José Zamora, el Viejo. En 1919 viajó a Europa; en España permaneció aproximadamente tres años y medio, no pudo estudiar por la posguerra aunque en Barcelona trabajó con el imaginero José Arguyol. Regresó a Costa Rica en 1924; en 1927 estableció su propio taller imaginero, trabajó también en 1928 durante varios años en el taller del maestro imaginero Manuel María Zúñiga Rodríguez. En 1932 participó en la IV Exposición de Artes Plásticas con la obra “Maternidad”. En 1938-1939 trabajó con el orfebre Louis Feron en los relieves del Salón Dorado del actual Museo de Arte Costarricense. Trató de enseñar los conocimientos de la escultura en 1943 a un grupo de estudiantes heredianos. Contemporáneo, Museo Nacional. En 1954 participó con varias maderas en una exposición de arte costarricense contemporáneo con motivo de la XXII Asamblea y Conferencia del Club Rotario en el Museo Nacional de Costa Rica. En 1963 participó en la exposición de arte costarricense organizada por el gobierno de Costa Rica con motivo de la llegada al país del presidente John F. Kennedy. En ese año se develó una lápida de granito con las figuras de un campesino y una mujer. Se le otorgó en 1971 el Premio Nacional de Cultura Magón. Dejó inconclusas la puerta de La Anunciación, El abrazo, Monumento a la madre, Adolescente inconclusa y algunas miniaturas. En 1977 se emitió un sello postal que reproduce su obra Gravidez y en 1979 se organizó la exposición retrospectiva Juan Rafael Chacón.