Famoso retratista en la comunidad herediana de su tiempo, sus caricaturas comparten un lugar privilegiado junto a sus dibujos en crayón realizados en parques o a partir de fotografías, como su popular caricatura del escritor Luis Dobles Segreda, difundida en la portada del libro. Se formó en la Escuela Nacional de Bellas Artes. Publicó también en la revista Le la revista Lecturas en 1918, en Don Lunes y la Semana Cómica. En 1955, se divulga y reconoce su obra humorística como parte de la conmemoración del “Descubrimiento de América por Cristóbal Colón” en el recién construido edificio de la Escuela Normal de Costa Rica.