Educadora y política, estudió en Europa en 1920 junto con Carmen Lyra y Lilia González, y en la Universidad de Wisconsin en EE. UU., donde obtuvo un doctorado en filosofía y letras en 1940. Participó en el movimiento del magisterio contra la dictadura de Tinoco. Publicó en el Repertorio americano; propuso la idea de fundar escuelas de economía doméstica, denominado “ménager”, del modelo educativo belga con el fin de preparar profesionalmente para el trabajo hogareño.