Sacerdote y médico que jugó un papel muy importante en la historia médica costarricense y del que se hallan referencias en 1750. Se destacó en oncología, fue miembro protomédico de Panamá y México, se registró en el Protomedicato de Cartago en 1752 y ejerció en esa ciudad, en Heredia y San José. En dos meses solucionó la falta de agua de esta ciudad. Fue también cura de Cubujuquí, hoy Heredia, de 1747 a 1749 y de 1750 a 1751, y de San José de 1756-1767. También agrandó y mejoró la capilla de la ciudad. Durante la segunda estadía en Heredia reconstruyó y amplió el templo.