Pintor y escritor;  en la plástica, estacó sobre todo por sus grabados, la mayor parte hechos con la técnica de la cromoxilografía (grabado en madera). Fue también el autor de los murales de la Casa Presidencial, el Banco Nacional de Alajuela, la Biblioteca del Policlínico de la Caja Costarricense del Seguro Social, el Colegio Lincoln.  Ilustró revistas como Triquitraque y  Repertorio Americano.

Estudió en la Academia de Bellas Artes (1926), la Universidad de Nuevo México, en Albuquerque, en la Escuela de talla directa “La Esmeralda” de México, donde estudió la técnica de la pintura mural. Realizó un Album de dibujos en el que se aprecia su interés por la caricatura y la asimilación del cubismo. En 1933 publicó en el Repertorio Americano un artículo acerca de Franz Masereel, cuya obra influyó en su creación.

Expuso su obra en Argentina (1932) en El Salvador y Guatemala (1941); participó activamente entre 1931 y 1937 en las Exposiciones de Artes Plásticas, en el Teatro Nacional, con varios premios; en el Álbum de grabados (1934); en el Salón de Honor para la Primera Bienal Centroamericana de Pintura realizado en la Biblioteca Nacional (1971). En la década de 1970 expuso en Alemania, San Juan, Puerto Rico. Venezuela, Estados Unidos, Francia, Rumania, Japón, Israel, Guatemala, Argentina, Ecuador y Panamá. En 1979 y en 1987 se organizaron exposiciones retrospectivas de su obra en el Museo de Arte Costarricense.

En 1969 abandonó la Universidad de Costa Rica y prácticamente dejó de pintar al óleo y la acuarela, que retomó en 1992 para realizar los últimos óleos.

Ganó el premio Magón (1970), el  primer premio de grabado en el Segundo Salón anual de Artes Plásticas, con la obra La Cruz” (1973) y en 1998 el premio Teodorico Quirós del Museo de Arte Costarricense. En marzo del 2010 fue declarado Benemérito de la Patria.