Músico, ebanista y guitarrista. Desde los 17 años empezó su vida de músico activo con el Trío Azul. En 1945 participó como cantante de la Orquesta de Lubín Barahona con la canción “Para qué recordar”, de María Grever. Interpretó algunas melodías  de la autoría de Ricardo Mora. Sus primeras grabaciones se llevaron a cabo en 1946, en el Teatro Nacional; interpretó “Noche azul”, con arreglo de Toño Quesada, y “Donde tú estás”; después hubo otras en Radio Cristal y algunas baladas de Otto Vargas como “Has de volver”, “Esta navidad”, “Te esperaré”, y “Solo quiero mirarte”. Grabó también música con el Combo de Kiko; muy pocos saben que tuvo buena habilidad para la ejecución de la guitarra. Viajó con la Orquesta de Lubín Barahona a Panamá, Colombia, Venezuela, Aruba y Curazao; la acogida por parte del público fue exitosa, sobre todo por difundir la música popular costarricense. Por su trayectoria profesional en abril de 1996 recibió un homenaje en el Teatro Nacional, donde estuvieron presentes músicos de gran trayectoria como Gilberto Hernández, Carlos Jara Jr. y Ray Tico.