Ingeniero, investigador y educador, introdujo en Costa Rica el pensamiento racional de las ciencias modernas como las matemáticas, la mecánica racional y de algunas ciencias tecnológicas. Ocupó la jefatura de las secciones de topografía y de cálculo y estadística en el Instituto Geográfico Nacional. De 1926 a 1934 trabajó fue ingeniero en el Ministerio de Fomento;  tuvo a su cargo el diseño y supervisión de la construcción de la planta eléctrica de Liberia y las graderías del costado sur del Estadio Nacional, y en la Compañía Nacional de Fuerza y Luz de Cartago. Obtuvo una beca del estado para estudiar ingeniería civil en la Universidad Libre de Bruselas. A partir de 1941 hasta 1961, se dedicó a la enseñanza en la Facultad de Ingeniería en la Universidad de Costa Rica, donde impartió lecciones de álgebra, mecánica racional, cálculo infinitesimal, cálculo vectorial y teoría de errores de observación. Dejó muchas notas de cursos y trabajos inéditos sobre las matemáticas, que muestra su inclinación por este campo y que fueron de gran utilidad para la enseñanza y difusión de esa materia en las décadas de 1940 y 1950 porque no se contaba en el país con información sobre el desarrollo de las matemáticas en el resto del mundo y no existían en el país libros de texto en español sobre estos temas. Además de su labor académica, continuó estudiando e investigando en el campo de la matemática y recibió cursos impartidos por profesores de universidades extranjeras invitados a la Universidad de Costa Rica. Le correspondió vivir en una época económica difícil pues llegó a Costa Rica en 1934 en medio de la gran crisis económica, a un país que no tenía un centro universitario;  esta situación continúa en la década siguiente, con la guerra mundial, la mediocridad socio-cultural y la persecución de ideas y los procesos político-sociales que concluyeron en una guerra civil. Al inicio de 1950, cuando se empiezan a respirar nuevos aires en Costa Rica y el mundo, se pudo hacer lo que él llamaba "abrir una brecha" en un mundo sin cultura matemática ni científica. Sin embargo, aún ya fundado el Departamento de física y matemáticas, es evidente que no tuvo mucho apoyo para publicar sus obras, en especial las de matemáticas.