Caricaturista que desde muy joven se destacó como un dibujante de vanguardia: en sus retratos humorísticos de personajes asumió algunas técnicas propias del cubismo;  formal e ideológicamente su obra se aproxima a la de artistas del momento como Emilia Prieto y Lastenia Araujo. En la 4ª Exposición de Artes Plásticas (1932) compartió una mención con Marco Tulio Zeledón Matamoros y al año siguiente obtuvo la Medalla de Oro. En 1934 participó en el Álbum de grabados. En esos mismos años, difundió su historieta “Tío Conejo” en el Diario de Costa Rica.