Músico, violinista, director de orquestas. Desde los ocho años de edad ejecutó conciertos por toda América; fue profesor en varios conservatorios. Al poco tiempo de su llegada a Costa Rica en 1940 proveniente de Uruguay organizó la Orquesta Mariani, que amenizaba bailes en el Sesteo, el primer “night club” de lujo de San José. Ofreció un recital de violín en el Teatro Nacional. Junto con Alfredo Serrano, formaron otra Orquesta Sinfónica Nacional, subvencionada por el Estado.