Músico y zapatero, recibió clases de canto con Oscar Scaglioni, formó parte de varios tríos: Los faraones (1951), Los andaluces -junto con Lencho Salazar-, Los originales (2000), a finales de 1954 formó el conocido trío Alma de América, junto con Miguel Ángel Rodríguez, José Córdoba y Mario Romero, durante siete años y medio viajaron por Costa Rica y Centroamérica y en 1956 mediante Radio Columbia fueron contactados por el compositor cubano Nelson Navarro; grabaron en Radio Monumental  “Pan, amor y fantasía”, “María Soledad”, “Chinita”, “Río Manzanares”, “Nuestro cariño” y “Hasta luego”. El trío acompañó a Olimpo Cárdenas, Julio Jaramillo y Daniel Santos; alternó con varios tríos como Los Panchos, Los tres reyes, con el cuarteto Rufino de Cuba, y Los Churumbeles de España. Después de su retiro del trío, siguió de cantante solista y participó en el festival Viña del Mar en 1975.