Músico, tocaba guitarra y cantaba desde los 5 años en lugares como el Hotel Costa Rica, el Hotel Panamericano y el Hotel Rex; en las estaciones del Ferrocarril al Atlántico y el Pacífico. Debutó en el cine Palace en 1934; con su hermano formó un dúo de guitarras conocido como Los chamacos. Fue contratado por el conjunto Maryval a mediados de los años cuarenta. Perdió un brazo en un accidente y tuvo que dedicarse a la contabilidad y la administración. Después, solo como vocalista, interpretó producciones musicales del compositor Carlos María Hidalgo, grabó Cartaginesa”, “Cinco palabras”, “Mala mujer”, “Blanca rosa” y “Linneth”.  Obtuvo un contrato para cantar con la Orquesta de Armando Boza, en Panamá, en 1947, participó en la Wilson Boys durante diez meses. Fue intérprete de la Orquesta de Gil Vega, con la cual grabó canciones como “Chiquilla”, ”Juguete”, “Calla, corazón” en la Sala Tassara en Barrio México. Vocalizó también canciones de Ricardo Mora y Alcides Prado, grabó “El baile de la jícara”, con la intervención del coro de la antigua Orquesta Sinfónica Nacional. Cantó con la Orquesta de Hernán Sánchez en salones como el Jorón, el Platense, y en el Palenque de Ojo de agua. Trabajó con la Orquesta de Lubín Barahona con la que grabó “Amada mía”, de José “Cheo” Feliciano. En 1940 viajó a Panamá y junto con su hermano, permanecieron tres años y medio; interpretaron rancheras, guarachas, boleros, guajiras, etc. También fue ebanista, administrador y contabilista.