Pintor, escultor, considerado uno de los grandes artistas costarricenses con mayor proyección internacional en el campo de la escultura contemporánea del siglo XX gracias a su capacidad de captar el arte prehispánico: además de rescatar el oficio de los canteros y la técnica de la talla directa de la piedra, realizó una serie de dibujos en cerámica y de esculturas indígenas, estudió el pasado prehispánico y las etnias indígenas. En Costa Rica, en 1935, provocó una polémica cuando presentó un modelo en barro de su proyecto que había ganado el primer lugar del concurso para realizar una obra dedicada al tema de la maternidad. Al final el jurado revocó la decisión original aunque sus amigos, agrupados en el “Círculo de amigos del arte”, colaboran para que pueda realizarla. La “Maternidad” obtuvo finalmente el premio de la primera exposición centroamericana de artes plásticas si bien permaneció inacabada ya que el proyecto original incluía un pedestal con relieves por los cuatro costados. En 1936 viajó a México, donde vivió, desarrolló la mayor parte de su carrera artística, y dejó buena parte de sus obras, en sitios públicos y museos. Participó en exposiciones colectivas e individuales en el Palacio de Bellas Artes, fue nombrado miembro de varias academias de arte de México; se integró al Frente Nacional de Artes Plásticas, presidido por Francisco Gotilla, junto con varios artistas. En estrecha colaboración con el arquitecto Carlos Lazo, realizó los relieves para el Banco de México en la ciudad de Veracruz, y para otros centros de interés público de la capital de ese país. Impartió cursos de verano en la Universidad Autónoma de México. Obtuvo varios reconocimientos por sus exposiciones internacionales, especialmente en México. Obtuvo el premio Aquileo J. Echeverría en 1964, y el premio Magón en 1973. Fue nombrado miembro de la Asociación costarricense de autores de literatura, arte y ciencia.